DecimaTV PNG

Acompañados por cientos de vecinos se rindió un último adios al bombero insigne José Dionisio Nahuelquín (78) y su esposa Carmen Dolores Rogel Torres (87), quienes murieron en el incendio que la noche del miércoles pasado arrasó su hogar en Quellón. 

El velatorio se llevó a cabo en el cuartel de la Segunda Compañía, para luego desplazarse a la iglesia parroquial Nuestra Señora del Carmen, que fue el epicentro de la ceremonia religiosa. Posteriormente, los féretros fueron trasladados a pocos metros de distancia, hasta el cuartel general de Bomberos, 

Finalmente, el cortejo llegó hasta el Cementerio Municipal de Quellón, donde descansarán sus restos. 

Sandra Nahuelquín, hija de las víctimas de esta tragedia que conmovió a la comuna porteña, agradeció las muestras de cariño de toda la comunidad, remarcando al medio Soychile.cl que las mismas “reflejan el espíritu de servicio de mis padres”. Agregó que “desde el primer minuto en que llegaron (los cuerpos) a Quellón, la gente no paró de llegar para despedirse. Las muestras de cariño han sido masivas y muy significativas, me han dejado sin palabras”. 

En tanto, el superintendente de Bomberos local, Claudio Obando, describio el último adiós con honores “que se ganó en vida don Dionisio, a quien le reconocimos sus años de servicio y de bombero insigne a nivel nacional", remarcó. 

incendio
EMERGENCIA
QUELLÓN

TE PODRIA GUSTAR