DecimaTV PNG

- El uso de cigarrillos electrónicos aumenta las probabilidades de desarrollar enfermedades pulmonares crónicas como el asma, bronquitis, enfisema, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), entre otras. Santiago, 25 de julio de 2023. Cada año, el tabaco es responsable del fallecimiento de más de 8 millones de personas en todo el mundo. En Chile, mueren 52 personas al día por causa del tabaquismo, es decir, 18.900 chilenos al año. Mientras que el 16% de los decesos que se producen en nuestro país se puede atribuir al consumo de tabaco. Sin embargo, la última Encuesta Nacional de Salud (2016-2017) muestra una disminución en el consumo de tabaco de un 42,2% a un 32,5%. Pero según datos del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, muestra un aumento del doble del consumo de vapeadores en tan solo seis años. Para la especialista en tabaco e integrante del equipo de Rehabilitación Cardiopulmonar de Clínica INDISA, Dra. María Paz Corvalán, esto no puede estar más alejado de la realidad. Explica que “el cigarrillo electrónico contiene varios componentes químicos en su líquido, además de contener nicotina , saborizantes y aromas. También se puede agregar cannabis al líquido del vapeador , lo que es puerta de entrada para el consumo de drogas. Todo esto, se convierte en vapor, lo que puede generar en la persona tos, asma e inflamación de sus vías respiratorias, siendo de alta gravedad la enfermedad”. El cigarrillo electrónico es usado principalmente por los adolescentes entre 15 y 24 años ya que ofrece diferentes sabores que llaman la atención de los más jóvenes, donde pueden encontrar diferentes tipos de saborizantes como de canela, vainilla, menta, , fresa, chocolate, entre otras opciones. Sin embargo, lo que muchas personas no saben es que estos saborizantes contienen benzaldehído y acetoacetato de etilo que son componentes cancerígenos. “Uno de los principales problemas es que las personas tienen una buena percepción de los cigarrillos electrónicos como una herramienta para dejar de fumar. Esto no es así, ya que no existe ninguna evidencia de calidad que demuestre que el uso de vapeadores sea efectivo para dejar de fumar, de hecho produce cáncer y otros problemas que afectan la salud”, afirma la especialista. Algunos de los principales daños a la salud que pueden provocar los vapeadores son: ⦁Inhalación de sustancias tóxicas: el funcionamiento de los vapeadores implica calentar líquidos que contienen nicotina y componentes químicos. Estas sustancias, cuando se inhalan, pueden tener efectos perjudiciales para la salud pulmonar, incluyendo irritación y daño a largo plazo. ⦁Adicción: a pesar de que se comercializan como una alternativa para dejar de fumar, su uso prolongado puede provocar dependencia tanto a la nicotina como a cannabis. ⦁Consecuencias en la salud respiratoria: irritación en las vías respiratorias y los pulmones. Los vapeadores pueden provocar tos, sibilancias y dificultades respiratorias , que en el caso de EVALI pueden provocar hospitalización y muerte. La Organización Mundial de Salud (OMS) ha destacado los posibles riesgos respiratorios asociados con ellos, especialmente en los adolescentes. ⦁Exposición al vapor de segunda mano: al igual que el humo del cigarro, la exposición al vapor de segunda mano es un riesgo para la salud, ya que contiene sustancias potencialmente tóxicas que pueden afectar a las personas que se encuentren a su alrededor. Si quieres dejar de fumar, existen diferentes opciones que puedes implementar. La Dra. María Paz Corvalán puntualiza que “la forma en que la mayoría de los fumadores deja de fumar es postergando 10 minutos cada cigarrillo, las ganas de fumar suben y bajan en 10 minutos. Es por ello que una buena opción es masticar chicle, chupar un caramelo, tomar líquido de cualquier tipo, consumir vegetales, salir a caminar, entre otras cosas”.

cigarrillo cáncer pulmones

TE PODRIA GUSTAR