8 de marzo de 2021

TRISTEZA EN LA FERIA DE CEPILLÍN

El afamado payaso mexicano murió hoy, a los 75 años, luego de complicaciones derivadas de una caída. Deja un legado de importantes canciones infantiles que siguen siendo escuchadas por las nuevas generaciones en Chile y toda Latinoamérica.

Por Marcela Yianatos.


Ricardo González Gutiérrez, su verdadero nombre, crea al reconocido payaso en su natal Monterrey, México, cuando era estudiante de odontología, pues no quería que los niños lloraran en sus consultas. Es así como empieza a maquillar su cara de una manera muy particular, logrando gran aceptación entre los más chicos. Antes de llamarse definitivamente “Cepillín”, paso por nombres como “Payaso Dientitos”, “Payaso Muelas”, “Cepillón”.

Participó en campañas de salud dental infantil en su facultad disfrazado de “Cepillín”, volviéndose cada vez más popular entre los niños. A comienzos de los setenta le ofrecen hacer un programa infantil en la tv regional de su ciudad, y 6 años más tarde obtiene su gran oportunidad en Televisa con “El show de Cepillín”, el que logra mucho éxito en toda Latinoamérica, y por supuesto, en Chile. Este espacio era de corte educativo y cómico, siempre con invitados especiales y bajo el alero de la empresa de comunicaciones más importante de México, una mezcla triunfadora, pero estuvo pocos años al aire, aunque fueron suficientes para catapultarlo al éxito. "Una sonrisa con Cepillín" sería su segundo trabajo con Televisa, otro show que tampoco duraría mucho al aire.

La música fue parte esencial de su carrera, grabó varios temas, siendo los más populares “La feria de Cepillín” y  “En el bosque de la china”, recibiendo una decena de discos de oro. 

Paralelamente a su carrera en tv, se dedicó al circo, montando su propia compañía desde 1982 hasta 2005, con la que estuvo girando en todo México y Estados Unidos.

A comienzos de los noventa regresa a Monterrey, donde crea el programa “Súper Sábados con Cepillín”, donde su hijo Ricardo es el productor y su otro hijo Roberto actúa con él, representando un personaje llamado “Franky”. Ya para el 2006, realizan “Cepillín´s Live”, haciendo esta vez Ricardo Jr. un personaje de nombre “Cepi”. Este show no dura mucho tiempo, pues el reconocido payasito sufre un infarto.

Además de programas propios y del trabajo en vivo con su circo, participó en muchos otros shows de TV, además de 3 películas basadas en su afamado personaje: “Milagro en el circo” y “Mientras haya niños, habrá payasos”, ambas de 1979, y “La corneta de mi general” de 1989.

Siempre se mantuvo activo en el mundo artístico de su país, pero como a muchos en su rubro, la pandemia del Covid-19 lo había afectado en su trabajo, anunciando su retiro en octubre de 2020. 

A finales de febrero de este año, luego de una operación derivada de una caída que afectó su espalda, su salud decayó, nunca logró recuperarse, ni dejar el hospital, pues le diagnosticaron también una neumonía y problemas al corazón. Por esto, desde hace días, fans, amigos y familia pedían por “Cepillín” en redes sociales, pero hoy en la mañana, su hijo “Cepi” confirmo el fallecimiento de su padre, quien estaba rodeado de su esposa e hijos. 

Partió un ícono de los niños latinoamericanos que hoy tienen más de 40 años , "El payasito de la tele", uno de los personajes más importantes del espectáculos mexicano.