15 de marzo de 2021

“LA MADRE DEL BLUES”: SANGRE, SUDOR Y MÚSICA

Viola Davis y el fallecido Chadwick Boseman fueron nominados por la Academia debido a  sus excelentes actuaciones en esta película, la cual está disponible en la plataforma de Netflix.

Por Marcela Yianatos.

La obra del dramaturgo August Wilson, “La madre del Blues”, ha sido llevada al cine gracias a la producción de Denzel Washington y la dirección de George C. Wolfe. Ficción sobre la supuesta grabación del tema “Black bottom” de la primera cantante de blues conocida como Ma Rainey. Excéntrica, fuerte, caprichosa, a la defensiva, conocedora de que a comienzos de los años 20, una mujer negra, bisexual, tiene poco lugar en una sociedad donde los hombres blancos mandan, a menos que haga valer su talento y les demuestre que les puede hacer ganar dinero, sólo así ellos se rinden a sus pies.

Viola Davis, nominada al Globo de Oro, BAFTA y Oscar por su interpretación de la recargada Gertrude `Ma` Rainey. Nos muestra con fuerza cómo esta diva lucha a cada momento por vivir de su música y lograr el respeto por ello.

Temerosa de las jóvenes que le siguen en el mundo del canto, derrochará todo su potencial para hacer de su grabación lo que ella quiere y lo que ella sabe que la gente espera de su música, inclusive a costa de volver locos a los blancos ejecutivos de su disquera y de ningunear a sus músicos, un grupo de talentosos hombres negros.

Pero hay otro protagonista en esta historia, uno 100% ficción, interpretado por Chadwick Boseman, ganador del Globo de Oro de manera póstuma, y seguro ganador del Oscar,  por este rol que tiene por nombre Leeve, un trompetista virtuoso, lleno de sueños que espera dejar de ser sombra de Ma Rainey, para vender su propia música. Comienza chispeante, alegre, energético, pero de a poco va a ir cayendo en cuenta que lo prometido por los ejecutivos no va a ser, y que el color de su piel seguirá siendo freno en su vida.

Además de sus conflictos emocionales propios, Ma y Leeve se verán envueltos en una lucha de egos que hará que uno de los ellos termine abatido. 

Esta fue la última película filmada por Chadwick Boseman, casi un año más tarde de finalizado el rodaje muere de cáncer colorrectal, enfermedad con la que llevaba batallando por 4 años. Probablemente el dolor, que ya para esas alturas le ofrecía su enfermedad, le ayudó a llevar de manera más visceral su personaje. El filme está dedicado a su memoria.

Una película sobre el racismo, la pasión por la música, por el blues, el reflejo de una época, que es interesante pasar a visitar, en especial por sus actuaciones.

Estrenada a finales del 2020, con retraso debido al fallecimiento del mencionado actor, tuvo una breve pasada por cines norteamericanos en noviembre, para estrenarse finalmente en Netflix a mediados de diciembre, de manera muy discreta para nuestro país.

En los Oscars, además de ser nominados sus protagonista, “La madre del blues” o “Ma Rainey´s Black Bottom”, fue seleccionado en las categorías de mejor Vestuario, Maquillaje y Peinado, y Diseño de Producción.