DecimaTV PNG

Es así como desde Saesa, destacan la formación Técnico Profesional como un pilar de desarrollo fundamental en las personas, ya que permite la movilidad social, y genera autonomía al egresar de cuarto año medio con un título profesional. Pablo Millán, gerente zonal de Saesa en Chiloé, destacó que “en la isla contamos con más del 50% de la dotación con trabajadores que son exalumnos del liceo y en este día queremos destacar la labor de la educación que entregan”.

En palabras de la directora del Politécnico, Annita María Ceballos, el liceo “se orienta a la formación de técnicos competentes con visión de futuro y proactivos, que tengan espíritu crítico, que sean reflexivos y autónomos, con capacidad de adaptarse a los cambios y enfrentar los desafíos, para realizarse como profesionales que aporten al desarrollo social, económico y cultural de la comuna, región y país”. Actualmente, son 1.350 estudiantes que están formándose en el Politécnico de Castro, y que, el día de mañana, podrán demostrar sus conocimientos y destrezas en cualquier ámbito.

Pedro Villaroel, jefe técnico del área industrial del Liceo Politécnico de Castro declara que los estudiantes no se limitan a hacer teoría formativa, sino que hacen el ejercicio práctico y consolidan el aprendizaje. “El saber hacer es lo que más desarrolla una competencia, y aquí hay un avance que va más allá de lo meramente técnico, que es el desarrollo humano”, explicitó.

Viviana Oyarzo, exalumna del liceo y actual trabajadora de Saesa en Chiloé así lo evidencia, ya que comenta que su paso por el Politécnico le “entregó valores como la responsabilidad, la perseverancia, y el respeto por los demás”. La colaboradora que hoy se desempeña en el área de Procesos Comerciales de la empresa eléctrica, manifestó que, para ella, pasar por el politécnico le significó descubrir su pasión por la administración “entregándome las herramientas básicas que utilizo en mi trabajo, además, me motivó para continuar con mis estudios, y hoy, me gratifica saber que puedo ser un aporte a la sociedad con los conocimientos que tengo”.

“Yo me siento totalmente agradecido de todo lo que me entregó el Politécnico, no solamente como enseñanza, sino como formación. El espíritu que tiene el liceo abarca más allá de mi capacidad profesional”, expresó Roberto Ángulo, presidente del departamento de electricidad del Liceo Politécnico de Castro. “Cuando me ofrecieron venir a trabajar acá, no lo dudé en ningún minuto, porque pensé en devolverle la mano a mi colegio que me forjó, y que me dio los pilares importantes para seguir adelante, por lo que me siento totalmente comprometido”, declaró emocionado el docente que lleva 22 años impartiendo clases en el establecimiento.

Las personas formadas con educación técnico profesional, terminan siendo un gran aporte para distribuidoras de servicios básicos como lo es la electricidad. “Para mí, pasar por el politécnico significó mucho para el futuro de mi vida”, confesó Juan Rubén Rozas, exalumno del liceo, quien agregó que “estudiar en un colegio técnico significaba sacar un título para quiénes no podíamos económicamente estudiar fuera de Chiloé, y queríamos prepararnos para la vida laboral”. Hoy, Rozas lleva 31 años trabajando para Saesa, y es el encargado del almacén de la empresa eléctrica en Chiloé.

Saesa y su aporte a la comunidad educativa

La empresa eléctrica tiene un convenio vigente desde el año 2013 con el Liceo Politécnico de Castro, donde, a través de un programa denominado “Liceos Eléctricos” apoyan a los estudiantes con charlas técnicas y de seguridad. “He tenido la oportunidad de trabajar con distintas empresas, y son ellas fundamentalmente, las que colaboran con la formación del perfil profesional de nuestros estudiantes, con prácticas y pasantías. Y aquí, quien ha jugado un rol muy importante es Saesa”, expresó Villarroel.

“La comuna en particular tiene el privilegio de tener un liceo técnico. Muchos de nuestros estudiantes hoy son trabajadores de Saesa que se han ido desarrollando permanentemente, por tanto, la retribución que tiene la empresa hacia nosotros es constante, porque hay un altísimo porcentaje de exalumnos que están dispuestos a darnos charlas, colaborarnos con información técnica o asesorarnos, y desde ese punto de vista, tenemos una alianza estratégica que trae beneficios para ambas partes”, recalcó el jefe técnico del área industrial del liceo.

 

LICEO
CASTRO

TE PODRIA GUSTAR