DecimaTV PNG

Este  jueves el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) emitió un fallo en favor de la polémica Superliga, desafiando las normativas impuestas por la FIFA y la UEFA. Este proyecto, anunciado en diciembre de 2021 y rápidamente desestimado por la comunidad futbolística, se encontró con un giro sorprendente gracias a la decisión del tribunal.

​En un comunicado emitido ayer, el TJUE declaró que las normas establecidas por la FIFA y la UEFA, que requerían autorización previa para competiciones de clubes como la Superliga, violaban el Derecho de la Unión. La instancia administrativa más alta de la Unión Europea acusó a ambas organizaciones de "abuso de posición dominante" en su resistencia contra la creación de la Superliga.

​La Superliga, concebida inicialmente con la participación de clubes prominentes como Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Milan, Inter de Milán, Juventus, Liverpool, Manchester City, Chelsea, Manchester United y Tottenham, prometía un formato revolucionario con hasta 20 equipos, incluyendo fundadores, invitados y clasificados según su rendimiento.

​El nuevo formato propuesto, en contraste, se basaría exclusivamente en el mérito deportivo, admitiendo a 64 equipos en competencia. Tras el fallo del TJUE, Bernd Reichart, consejero delegado de A22, la empresa promotora del torneo, expresó su entusiasmo, afirmando que han "ganado el derecho a competir". Reichart anunció la transmisión gratuita de todos los partidos de la Superliga y garantizó ingresos y pagos en solidaridad con el fútbol.

​En respaldo a esta decisión, Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y figura clave en el proyecto, afirmó en un video difundido en redes sociales que "el fútbol nunca más será un monopolio" y describió la Superliga como "un proyecto moderno plenamente compatible con las competiciones nacionales y basado en el mérito deportivo". El Barcelona también respaldó la Superliga a través de un comunicado.

​Sin embargo, el panorama se dividió rápidamente en Europa. La Premier League, la Liga de Francia y varios clubes, incluyendo Bayern Munich, Borussia Dortmund, Juventus y Roma, se manifestaron en contra del proyecto. Mientras tanto, el Nápoli expresó su apoyo, generando aún más controversia en el ya agitado escenario futbolístico europeo.

FIFA

TE PODRIA GUSTAR